jueves, 25 de julio de 2013

Artículos para reyes , Economato BAZAN

Es un catálogo del año 1973, para reyes del 74.

La empresa donde trabajaba mi padre, Bazán, hoy día Navantía, organizaba este servicio en el que los juguetes estaban a mejor precio para sus trabajadores.

Era algo que esperábamos con impaciencia, se habilitaba un gran local, una nave, en la que se colocaban todos los juguetes y otros artículos, ¡¡¡ todo un sueño !!! , detrás de las vallas, montones de niños con sus padres mirábamos con caritas de asombro ese precioso escaparate, no sabíamos que pedir, a donde mirar, ¡¡¡ cuanta calor !!!, " Mari, tú pide tres cositas , a lo mejor los Reyes te traen algo más pero tú pide tres " , me repetía mi madre año tras año.
En sus manos el catálogo con los artículos, un cuaderno y un lápiz con los que apuntar las referencias de las cosas, y siete ojos para mirar a sus hijos que corrían entusiasmados de un lado a otro.
Algún año que otro los Reyes, guiados por las referencias que mi madre apuntaba, metían alguna cosa equivocada, " pero esto.... esto no lo he pedido.... esta no era la muñeca, mamá", " seguramente no quedaría esa que te pediste y los Reyes para no dejarte sin regalo te pusieron esta otra pero ¡¡ también es bonita..."

Aún hoy día cuando paso por aquél lugar donde se fabricaban mis sueños, sigo percibiendo ese olor , mescla de sudor, plástico nuevo y suelo de cemento, esa ilusión de mi madre aún mayor que la propia.









7 comentarios:

marisa desaztre dijo...

En la Constructora también el Grupo empresa hacía algo parecido, aunque sin catálogo. Me acuerdo de ir a una nave grande donde estaban los juguetes y decidir lo que encargaba. Era algo que esperaba durante todo el año. Bezozzzzz, guapaaaaaaa.

MT dijo...

A mi me pasaba exactamente lo mismo cada año. El día que mi padre me llevaba al local de los juguetes era una fiesta, incluso recuerdo de dar la tabarra para que me llevara otro día.

Los ojos se me ponian como platos viendo esos juguetes, mi lista era interminable. Aunque "los Reyes" siempre se portaban bien, nunca me traían todo lo que quería.

Una pena que eso haya terminado, que ya no haya esa exposición para comprar los juguetes, como poco a poco se van terminando tantas cosas: el economato, el campo de deportes, la escuela de formación, los aprendices... ¡Claro es que ya la Banzán queramos o no, no existe! y Navantia no es lo mismo, y lo digo yo: bazanero, hijo de bazanero y yerno de bazanero.

Es increible que después de tantos años haya aparecido ese catalogo por ahí.

Un bezazo.

Cotoky dijo...

Debía ser todo un acontecimiento para los niños.... una joyita este catálogo y los precios.

María José dijo...

Marisa, esas empresas tenían un poco el concepto de " madres" de sus empleados y velaban por su bienestar, en aquellos años significaba mucho.
Besos.

Manuél, pena que no se pueda seguir la cadena, a ver si se animan a escanear otras cosas de la época.
Besos mi amor.

Cotoky, los precios.... yo creo que no son comparables con los de hoy, me dice Marisa que los vestidos de la Nancy salen a 30 euros....
Besos

carmen gutierrez dijo...

Menudo acontecimiento para la chiquillería de tus tiempos se volverían loquitos, me encanta el anuncio, besazos

Itzi dijo...

Por Dios!!! ¿Quien pudiera meterse en la máquina del tiempo y pedir esa Nancy dama, boutique, peluquería.... Ainssss
¡¡Y la muñeca Tinuca!! No me acordaba el nombre y leyendo la liste me ha venido a la cabeza que se llamaba así una de mis muñecas favoritas de la infancia de la que aún no he salido...¡¡Ya verás cuando entre en la adolescencia!! va a ser tremendo!!
Enhorabuena por este catálogo ¡Me ha encantado!! me lo he leído enterito, hacía tiempo que no leía algo tan largo con tanto entusiasmo, jiji
Un besazoooooo, guapetona

Merchi dijo...

Qué recuerdos más bonitos. Y los documentos son geniales, obras de arte de otros tiempos. Una entrada preciosa ;) Besos.